CAPSURE 200MG 30CAPS.

BIOEQUIVALENTE

$15.500

Precio Fraccionado: $ 520

Agotado

SKU: 730004 Categoría:

Descripción

Composición Celecoxib

Dosis farmacéutica 200 mg

Forma farmacéutica Cápsulas

Reacciones Adversas

Advertencias Síntomas de toxicidad gastrointestinal severa tales como inflamación, sangramiento, ulceración y perforación del intestino grueso y delgado pueden ocurrir en cualquier momento con o sin síntomas previos, en pacientes en terapia crónica con AINEs, por lo que debe estar alerta frente a la presencia de síntomas de ulceración o sangrado. Se han producido reacciones anafilactoideas en pacientes asmáticos, sin exposición previa a AINEs, pero que han experimentado previamente rinitis con o sin pólipos nasales o que exhiben broncoespasmo potencialmente fatal después de tomar ácido acetilsalicílico u otro AINE. Debido al riesgo de que se produzcan eventos cardiovasculares severos con el uso de AINEs, a excepción de ácido acetilsalicílico, debe evaluarse cuidadosamente la condición del paciente antes de prescribir este medicamento. Efectuar seguimiento de los pacientes en tratamiento crónico con AINEs, por signos y síntomas de ulceración o sangramiento del tracto gastrointestinal. Efectuar monitoreo de transaminasas y enzimas hepáticas en pacientes en tratamiento con AINEs, especialmente en aquellos tratados con nimesulida, sulindaco, diclofenaco y naproxeno. Usar con precaución en pacientes con compromiso de la función cardíaca, hipertensión, terapia diurética crónica y otras condiciones que predisponen a retención de fluidos, debido a que los AINEs pueden causar la retención de fluidos, además de edema periférico. Se puede producir insuficiencia renal aguda, nefritis intersticial con hematuria, síndrome nefrótico, proteinuria, hiperkalemia, hiponatremia, necrosis papilar renal y otros cambios medulares renales. Pacientes con falla renal preexistente están en mayor riesgo de sufrir insuficiencia renal aguda: Una descompensación renal se puede precipitar en pacientes en tratamiento con AINEs, debido a una reducción dosis dependiente en la formación de prostaglandinas afectando principalmente a ancianos, lactantes, prematuros, pacientes con falla renal, cardíaca o disfunción hepática, glomerulonefritis crónica, deshidratación, diabetes mellitus, septicemia, pielonefritis y depleción de volumen extracelular en aquellos que están tomando inhibidores de la ECA y/o diuréticos. Efectos cardiovasculares: Eventos trombóticos cardiovasculares: Celecoxib puede provocar un mayor riesgo de eventos trombóticos cardiovasculares (CV), infarto del miocardio (IM) y accidente vascular cerebral, que pueden ser fatales. Todos los AINEs pueden tener un riesgo similar. El riesgo puede incrementarse con la dosis, la duración de uso y los factores de riesgo cardiovascular basales. Los pacientes con antecedentes médicos de enfermedad cardiovascular conocida pueden estar en mayor riesgo. Al prescribir estos fármacos, los médicos deben tener especial precaución si los pacientes presentan factores de riesgo cardiovascular como hipertensión arterial, hiperlipidemia, diabetes mellitus, si son fumadores o presentan enfermedad arterial periférica. Para minimizar el riesgo potencial de un accidente cardiovascular adverso en pacientes tratados con celecoxib, se deberá utilizar la dosis mínima efectiva con la que se obtengan efectos beneficiosos y la duración del tratamiento debe ser lo más corta posible. Los médicos y los pacientes deben permanecer alertas en cuanto al desarrollo de dichos eventos, inclusive en ausencia de síntomas cardiovasculares previos. Se debe informar a los pacientes sobre los signos y/o síntomas de toxicidad cardiovascular seria y los pasos a tomar si esta ocurre. La necesidad de continuar el tratamiento debe ser evaluada periódicamente. Dos grandes estudios clínicos, controlados de otro AINE selectivo de la COX-2 para el tratamiento del dolor en los primeros 10-14 días posteriores a una cirugía CABG, encontraron una mayor incidencia de infarto del miocardio y de accidente vascular cerebral (ver la sección Contraindicaciones). Celecoxib no es un sustituto del ácido acetilsalicílico para profilaxis de las enfermedades tromboembólicas cardiovasculares debido a la ausencia de un efecto en la función plaquetaria. En virtud de que celecoxib no inhibe la agregación plaquetaria, no se deben discontinuar los tratamientos antiplaquetarios (por ejemplo, ácido acetilsalicílico). Hipertensión: Al igual que con todos los AINEs, celecoxib puede provocar el inicio de hipertensión o empeorar la hipertensión preexistente; cualquiera de los 2 casos puede contribuir a una mayor incidencia de accidentes cardiovasculares. Los AINEs, incluyendo celecoxib, deben usarse con precaución en pacientes con hipertensión. Debe vigilarse la presión arterial muy de cerca al iniciar y durante el curso del tratamiento con celecoxib. Retención de fluidos y edema: Al igual que con otros medicamentos que se sabe inhiben la síntesis de prostaglandinas, se ha observado retención de fluidos y edema en algunos pacientes que toman celecoxib. Por lo tanto, los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva preexistente o con hipertensión deben vigilarse muy de cerca. Celecoxib debe usarse con precaución en pacientes con una función cardíaca comprometida, edema preexistente u otras condiciones que predispongan a, o que se empeoran por, retención de fluidos, incluyendo aquellos que toman diuréticos o que de otra manera están en riesgo de hipovolemia. Efectos gastrointestinales (GI): En pacientes tratados con celecoxib han ocurrido perforaciones del tracto gastrointestinal (GI) superior e inferior, úlceras o sangrado. Los pacientes con mayor riesgo de desarrollar este tipo de complicaciones GI con los AINEs son los adultos mayores, pacientes con enfermedad cardiovascular, pacientes que utilizan ácido acetilsalicílico concomitantemente, glucocorticoides u otros AINE, los pacientes que consumen alcohol o los pacientes con historia previa, o activa, de enfermedad, como úlcera o sangrado GI o condiciones inflamatorias. La mayoría de los reportes espontáneos de eventos GI fatales han sido en personas de edad avanzada o en pacientes debilitados. El uso concomitante con ácido acetilsalicílico incluso a dosis bajas aumenta el riesgo de úlcera gastrointestinal y sus complicaciones. Efectos renales: Los AINEs, incluyendo celecoxib, pueden causar toxicidad renal. Los estudios clínicos con celecoxib han demostrado efectos renales similares a los observados con AINEs comparadores. Los pacientes en mayor riesgo de desarrollar toxicidad renal son aquellos con una función renal alterada, insuficiencia cardíaca, disfunción hepática y las personas de edad avanzada. Estos pacientes deben vigilarse cuidadosamente mientras reciben tratamiento con celecoxib. Se deben tener precauciones al iniciar un tratamiento en pacientes con deshidratación. Se recomienda, en primer lugar, rehidratar el paciente y luego comenzar con el tratamiento con celecoxib. Enfermedad renal avanzada: La función renal debe vigilarse estrechamente en pacientes con enfermedad renal avanzada que reciben celecoxib (ver la sección Posología). Reacciones anafilactoideas: Al igual que con los AINEs en general, se han reportado reacciones anafilactoides en pacientes expuestos a celecoxib (ver la sección Contraindicaciones). Reacciones cutáneas serias: Muy rara vez se han reportado reacciones cutáneas serias, algunas de ellas fatales, incluyendo dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica, en asociación con el uso de celecoxib. Los pacientes parecen estar en mayor riesgo de desarrollar estos eventos tempranamente durante el tratamiento: en la mayoría de los casos, el evento inicia en el primer mes de tratamiento. Celecoxib debe suspenderse a la primera aparición de exantema cutáneo, lesiones mucosales o de cualquier otro signo de hipersensibilidad. Efectos hepáticos: No se han evaluado los pacientes con insuficiencia hepática severa (Child-Pugh Clase C). No se recomienda el uso de celecoxib en pacientes con insuficiencia hepática severa. Celecoxib debe usarse con precaución al tratar pacientes con insuficiencia hepática moderada (Child- Pugh Clase B) y se debe iniciar con la dosis menor recomendada (ver la sección Posología). Se han reportado casos de reacciones hepáticas severas, incluyendo hepatitis fulminante (algunos con resultados fatales), necrosis hepática e insuficiencia hepática (algunos con resultado fatal o con la necesidad de un trasplante de hígado) con celecoxib. Entre los casos en los que se notificó cuándo se inició la reacción adversa, la mayoría de las reacciones hepáticas graves se desarrollaron en el primer mes tras el inicio del tratamiento con celecoxib. Los pacientes con síntomas y/o signos de disfunción hepática o en quienes se reporten pruebas anormales de la función hepática, deben vigilarse estrechamente en cuanto a alguna evidencia del desarrollo de una reacción hepática más severa al estar bajo tratamiento con celecoxib. Uso con anticoagulantes orales: La administración concomitante de AINE con anticoagulantes orales aumenta el riesgo de sangrado y debe realizarse con precaución. Los anticoagulantes orales incluyen anticoagulantes orales tipo warfarina/coumarina y los anticoagulantes nuevos (p.ej., apixabán, dabigatrán y rivaroxabán). En pacientes bajo tratamiento concurrente con warfarina o agentes similares, se han reportado eventos serios de sangrado, algunos de ellos fatales. Debido a que se han reportado incrementos en el tiempo de protrombina (INR), se debe vigilar la anticoagulación/INR en pacientes que toman anticoagulantes tipo warfarina/coumarina después de iniciar el tratamiento con celecoxib o de cambiar la dosis (vea la sección Interacciones). Inhibición de CYP 2D6: Celecoxib ha demostrado ser un inhibidor moderadamente potente de CYP2D6. Para los medicamentos metabolizados por CYP2D6, puede ser necesario realizar una reducción de la dosis durante el inicio del tratamiento con celecoxib o un aumento de la dosis al finalizar el tratamiento con celecoxib (vea la sección Interacciones). General: Al reducir la inflamación, celecoxib puede reducir la utilidad de los signos diagnósticos, como fiebre, para detectar infecciones. Se debe evitar el uso concomitante de celecoxib y de un AINE que no sea aspirina. Fertilidad: Con base en el mecanismo de acción, el consumo de AINEs, incluido el celecoxib, podría retrasar o impedir la ruptura de los folículos ováricos, lo cual se ha asociado con infertilidad reversible en algunas mujeres. En las mujeres que tienen dificultades para concebir o que están en tratamiento por infertilidad, se debe considerar la interrupción de los AINEs, incluido el celecoxib. Embarazo: No existen estudios en mujeres embarazadas. Los estudios en animales han demostrado toxicidad reproductiva (ver la sección Toxicidad). Se desconoce la relevancia de estos datos en humanos. Celecoxib, al igual que otros medicamentos que inhiben la síntesis de prostaglandinas, puede provocar inercia uterina y el cierre prematuro del conducto arterioso y debe evitarse durante el último trimestre del embarazo. La inhibición de la síntesis de prostaglandinas podría tener un efecto negativo sobre el embarazo. Los datos obtenidos en estudios epidemiológicos sugieren un mayor riesgo de aborto espontáneo luego del uso de inhibidores de la síntesis de prostaglandinas en la primera etapa del embarazo. En animales, se ha demostrado que la administración de inhibidores de la síntesis de prostaglandinas puede tener como resultado mayores pérdidas previas y posteriores a la implantación. Si una mujer se queda embarazada durante el tratamiento con celecoxib, debe interrumpirse dicho tratamiento. Lactancia: Estudios en ratas demuestran que celecoxib se excreta en la leche materna a concentraciones similares a las observadas en plasma. Se ha demostrado que, con la administración de celecoxib a mujeres lactando, hay una transferencia muy baja de celecoxib a la leche materna. Debido al potencial de reacciones adversas en los lactantes por el celecoxib, se debe tomar la decisión de suspender la lactancia o el medicamento, considerando el beneficio esperado del medicamento para la madre. Efectos en la capacidad de manejar y usar maquinaria: Los pacientes que experimenten mareo, vértigo o somnolencia mientras estén tomando celecoxib deben abstenerse de conducir o manejar maquinaria.
Celecoxib se utiliza para aliviar el dolor, la inflamación y la rigidez causada por la osteoartritis (artrosis) y la artritis reumatoide, incluyendo la que se presenta en la columna vertebral. También se utiliza para el dolor causado por lesiones, cirugía médica o dental y en personas que presentan períodos menstruales dolorosos.

¿Qué precauciones debo tener al usar este medicamento?

Utilice los analgésicos antiinflamatorios en la dosis indicada por el médico; en general se recomienda usar la dosis mínima necesaria para aliviar el dolor y mantener el tratamiento el menor tiempo posible. No aumente la dosis ni la frecuencia de administración buscando un efecto más rápido, ya que esto aumenta la probabilidad de que el medicamento cause efectos no deseados. Si requiere utilizar este medicamento por un período prolongado concurra a controles médicos periódicos, especialmente si el paciente es una persona de edad avanzada, tiene antecedentes o factores de riesgo cardiovascular o ha presentado úlcera. Así el médico podrá evaluar la eficacia y seguridad de su tratamiento.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.